Can-Cameta

Can Cameta: cena romántica

Can Cameta. Missa, 10.San Miguel. Sant Joan de Labritja. +34 971 33 40 08. Más info.

En el centro de San Miguel se encuentra este nuevo restaurante con terraza y vistas que sirve sabrosa cocina de mercado en forma de platos del día. Pescados y carnes ibicencos, además de vegetales y verduras de huertos próximos llegan a este local que ha abierto Ariel con inventiva y producto de proximidad. Cerca del Puerto de San Miguel y Portinax, es una opción imprescindible y recomendable al norte de la isla. La cocina de Km0 es una tendencia en la isla.


RICA COCINA DE MERCADO

La cocina de mercado de Can Cameta es “simple, básica y rápida”, pero a su vez “muy elaborada”, en palabras de Ariel Arias, su gran artífice. Un argentino de 37 años viajado por medio mundo y con experiencia en grandes restaurantes de autor, de Chicago a Oporto o Milán. Estuvo más de una década asentado en la isla (de 2001 a 2012)., Después, viajó y trabajó durante dos años en Estados Unidos y Europa. Volvió en 2016 y esta temporada 2017 ha abierto este local con encanto en una finca de unos 600 metros, con una terraza y vistas que merece ser visitada en cualquier época del año, dado que tiene pensado abrir más allá del verano. La cocina de Can Cameta es local pero en ella hay una intencionalidad de fusionar las cocinas del mundo.


SABROSOS PLATOS CON INVENTIVA

Ariel elabora la carta con quesos elaborados en Ibiza y leche de vaca y ovejas criadas en granjas locales. También pescados, con los que elabora exquisitos platos como la lubina a la parrilla (con leña de olivo). Entre las carnes, conviene no perderse su confit de pato con emulsión de patata y manzanas al Masala, aderezado con salsa de frutos rojos. O su magret de pato con verduras y salsa de mantequilla. Entre las verduras, para acompañar, berenjenas, tomates, calabacines y endivias como guarnición. Además, cocina otras carnes como la de solomillo, chuletón y entrecot y sus famosas hamburguesas.

Entre sus platos más populares están el foie a la sal o la ensalada de conejo en escabeche con zanahoria, cebolla blanca y tomate cherry. Además de lo ya citados confit y magret de plato. Todos ellos presentados con sumo mimo y detalles como frutos rojos, grosellas…

En Can Cameta, una antigua casa payesa de dos plantas reconvertida en restaurante con encanto, hay otras ensaladas como la verde (con melocotón, fresa y tomateys cherry), de quinoa (con mango y judías verdes) o la griega (con queso feta, aceitunas y kalamata). También, la caprese y la de burrata (con pesto y espinacas frescas). Y unos mejillones con salsa de comino. Para los amantes de los arroces, un risotto. Además, tabla de quesos y embutidos, como las de jamón ibérico de Guijüelo. Ariel cocina pescados del día y otras carnes como la solomillo, chuletón y entrecot de ternera y las famosas hamburguesas. El steak tartar es la alternativa cruda y fría para otro tipo de gourmets. Como acompañamiento en todos ellos, verduras de guarnición: berenjenas, tomates, calabacines, endivias…


`BURGUERS´ Y CERVEZAS ARTESANAS

Una de sus especialidades son las hamburguesas, y entre ellas destaca la hamburguesa vegana de 180 gramos, elaborada con lentejas, garbanzos, pimienta y aceite de oliva. Va con una ensalada de tomate cherry, calabacines y pepinos. Aparte, están las hamburguesas de tenera (de entre 200 y 300 gramos), como la clásica de lechuga, tomate, pepinillos, queso parmesano y cebolla roja.

Los platos de cocina casera de Can Cameta se suelen maridar con cervezas artesanas, como Ibosin (elaborada en Ibiza) o Estrella de Galicia. Además, hay vinos nacionales con denominación (Rioja, Rueda o Rías Baixas) y alguno de importación, como un torrontés argentino.


POSTRES Y UN TOQUE AFRANCESADO

Los postres son una de las bazas más sorprendentes, que el argentino elabora también en la cocina, al otro lado de la barra. Sobre esta última, unas pinzas de tender la ropa sirven para sostener las comandas en papel. Encontramos desde tarta ricotta o queso a panacotta de mango y tiramisú.

Un notable toque afrancesado subyace en la carta de Ariel, incluso el local tiene cierto aire de bistró francés, donde suena música ambiente y comensales de todas las nacionalidades desfilan por sus encantadoras mesas con detalles como velas o jarrones con características flores rosadas. La delicada ambientación, que completa un espejo ovalado, es una de sus apuestas. También en el segundo comedor, acogedor, con un sofá, lámparas y una mesa-comedor en un altillo, a modo de reservado.


MENÚ INFANTIL, ARTE Y UNA `BOUTIQUE´

En Can Cameta no solo los mayores podrán disfrutar de sus exquisiteces. También los niños podrán optar a un menú infantil (8 euros), con hamburguesas, salchichas o solomillo con patatas fritas. O una tortilla francesa para los menos carnívoros.

En la planta alta de Can Cameta hay una boutique de ropa oriental, Darío Bomé, con más de 30 años de vida, vestidos de fiesta, dosis de romanticismo y gran solera. Por las paredes de Can Cameta circulan obras de artistas, como las de Michel Erussard, un artista francés afincado en Detroit.

Can Cameta es una de las nuevas sensaciones de la temporada 2017, que merece ser visitado a la hora de la cena. Cerca, se erige la montaña de Sant Joan, con bonitas vistas, y abajo queda el Puerto de San Miguel, con una deliciosa playa.



CAN CAMETA: (+34) 971 33 40 08 / San Miguel (Sant Joan de Labritja)


CAN CAMETA.
 Missa, 10. 07815 San Miguel. Sant Joan de Labritja. +34 971 33 40 08.

* CÓMO LLEGAR: Desde Santa Eulalia, tomar la carretera que lleva a San Miguel, en dirección a la iglesia (en la parte alta del pueblo).

* PRECIO: Platos a la carta y menú diario. Desde 30 euros por persona. Menú infantil: 8 euros.

* HORARIO: Todos los días (de octubre a mayo, de martes a domingo), todo el año. De 17 a 24h. Desde finales de septiembre, también mañanas, para desayunos.

* EXTRAS: El restaurante Can Cameta dispone de una gran terraza con vistas a la montaña de Sant Joan donde poder comer o cenar a diario o bien tener la posibilidad de celebrar eventos, como reuniones familiares o bodas. Además, establece relaciones con firmas de cervezas artesanas para maridar tanto las comidas como los aperitivos en un entorno paradisiaco.

* EN LOS ALREDEDORES: Muy cerca se encuentra el delicioso Puerto de San Miguel, con una bonita y deliciosa playa, y algún restaurante de marisco. También, el hotel Hacienda Na Xamena, con unas impresionantes cascadas que simulan las naturales, enclavadas sobre el acantilado, y donde darse un buen baño de hidromasaje. Además, es posible visitar el vecino puerto de Portinax o acercarse a Cala Xarraca, otra bella cala donde poder practicar el submarinismo. Cerca de San Miguel se encuentran algunas galerías de arte de interés, más bien hacia Santa Gertrudis, como la galería Sano. También en este pueblo se encuentra el nuevo hotel boutique Gatzara.

SHARE